Land Rover Defender, del V8 al Phev

PIN

Ya sea la versión antigua o la nueva, al final, no hay nada como el famoso Defender, es único en el mundo del automóvil. En la actualidad, combina el confort, la tecnología y la capacidad todoterreno como ningún otro vehículo del mercado. Lo menos que podemos decir es que, independientemente de lo que haya bajo el capó, un Defender es y siempre será un Defender.

Como casi todo el mundo del automóvil, ya es hora de que el Defender ofrezca un híbrido enchufable bajo el capó. Consta de un pequeño motor de 4 cilindros turboalimentado de 2,0 litros con 300 CV y una batería de 19,2 kWh para una potencia total combinada de 404 CV y 640 Nm de par. Esta versión enchufable sólo está disponible en la carrocería más grande de 4 puertas. Capaz de recorrer hasta 43 km en modo totalmente eléctrico, su consumo combinado se anuncia en 3,3 l/100km según las últimas normas WLTP. Lamentablemente, sigue emitiendo 74 g de CO2/km. Si necesitas un motor perfecto para ronronear, Land Rover también ha pensado en ti.

En completo contraste con la versión PHEV, el fabricante británico también reintroduce un V8 bajo el capó de su Defender. Desde 1979, el coche inglés dispone de un motor V8. Esta vez, para encontrar dicho motor, los ingenieros no tuvieron que ir muy lejos. De hecho, el motor no es desconocido ya que el V8 del Defender ya se encuentra en un buen número de vehículos del grupo británico, especialmente en el Jaguar F-Pace SVR. En este caso, produce 525 CV y 625 Nm de par. Esto es suficiente para que la versión larga de 110 alcance los 100 km/h en 5,1 segundos y la más corta de 90 en 4,9 segundos. En ambos casos, la velocidad máxima es de 240 km/h, lo cual es toda una hazaña teniendo en cuenta el diseño no tan aerodinámico de la bestia, puntualiza Crestanevada Granada.

Por último, tanto si está equipado con un gran V8 como con un híbrido de 4 cilindros, un Defender sigue siendo un Defender. Land Rover ha optado por ofrecer una gama muy unificada. El V8, por ejemplo, no convierte al Defender en una bestia de circuito, sino todo lo contrario. Todavía se comporta de forma un poco torpe y tiende a descolgarse ligeramente en las curvas. La electrónica está ahí para mantener todo en su sitio y mostrar unas velocidades de giro impresionantes si tenemos en cuenta el peso y el tamaño de la máquina. Sin embargo, afrontar una pequeña carretera de montaña probablemente no sea su ejercicio favorito, sobre todo porque al pedal de freno le falta un poco de mordiente para dar al conductor plena confianza. Digamos que es a media velocidad cuando más se disfruta, sin forzar demasiado en las curvas y disfrutando del magnífico sonido del V8 en cada aceleración, ¡por no hablar de su oleada de par!

Lo mismo ocurre con la versión PHEV, donde el par motor es aún mayor. Land Rover ha conseguido afinar el motor de combustión y el motor eléctrico de tal manera que casi suena como un gran 6 cilindros. Incluso para el oído, es difícil creer que se trata de un pequeño motor de 2,0 litros y 4 cilindros bajo el capó. Claro, está lejos de cantar como el V8, pero la experiencia de conducción entre estos dos motores es prácticamente idéntica. El montaje es robusto, al igual que los materiales utilizados, y la comodidad está a la orden del día. El único inconveniente es el ruido del viento, que se nota un poco en la autopista. Normal, con un cuerpo tan cúbico es difícil hacer milagros. En cualquier caso, es lejos de las vías rápidas e incluso del asfalto donde este Defender es más impresionante.

El V8 y sus 525 CV parten de la “modesta” suma de 126.300 euros para la versión 90 y de 130.000 euros para la versión 110. Se trata de un precio muy elevado que habrá que salpicar con todo tipo de impuestos y sanciones… El PHEV es más asequible. Disponible sólo en 110, se puede cambiar por un precio a partir de 76.200 euros. En cuanto al último motor, el D300 de 6 cilindros que cuesta desde 64.200 euros en la versión 90 y 67.400 euros en la versión 110. Cabe destacar el precio de partida de 53.600 euros para un Defender 90 equipado con una versión más ligera de este mismo motor diesel que desarrolla 200 CV y 500 Nm de par. No es barato…

También te puede interesar