El valor del Polestar

PIN

Nacida en 2017, la marca Polestar es propiedad conjunta de Volvo y su matriz china Geely. Competidor del Tesla 3, la berlina eléctrica “02” se lanzó por primera vez en versión Long Range Dual Motor (dos motores, 408 CV y 660 Nm, batería de 78 kWh, autonomía WLTP de hasta 480 km, 53.900 euros). La gama incluye ahora otras dos variantes: Motor único de larga autonomía (motor único, 231 CV y 330 Nm, batería de 78 kWh, autonomía oficial de 540 km, 49.900 euros) y Motor único de autonomía estándar (224 CV, 330 Nm, batería de 64 kWh, autonomía anunciada de 440 km, 45.900 euros). En 2022, Polestar también lanzará el SUV eléctrico “03”.

A bordo, no hay ninguna diferencia entre la versión básica y sus hermanas más caras, señala Crestanevada Málaga. Esta berlina de fabricación china tiene alma escandinava: el diseño interior recuerda al de un Volvo, con un mobiliario elegante y despejado.

A pesar de algunos plásticos básicos, el acabado es mejor que el de Tesla. En el centro de la cabina hay una tableta de 11,6″. Controla un sistema multimedia de última generación con el software Android Automotive. Ofrece navegación a través de Google Maps y permite descargar aplicaciones directamente desde la pantalla. Y el Asistente de Google responde intuitivamente a las peticiones de los ocupantes.

Los asientos, fabricados con redes de pesca recicladas, son generalmente cómodos. En la parte trasera, el espacio para las piernas es generoso, pero el asiento central es estrecho, demasiado firme y obstaculizado por un imponente túnel central. El maletero es de fácil acceso, gracias al portón trasero. Y el asiento trasero es abatible. También hay un pequeño maletero en la parte delantera para los cables de carga.

Con 224 CV, las salidas ya no son especialmente decisivas, pero las prestaciones siguen siendo interesantes, con un tiempo de 0 a 100 km/h de 7,4 segundos y una vigorosa aceleración, gracias a los 330 Nm de par motor disponibles de forma continua. La velocidad está limitada a 160 km/h. Aunque el Polestar es un coche de tracción delantera, tiene una buena tracción. Y, a pesar de un peso de 1.940 kilos, el manejo es eficiente: el eje delantero es afilado y guiado por una dirección precisa, el chasis está equilibrado y el balanceo está bien controlado. Todo ello sin comprometer el confort. Así que nunca hay un momento aburrido al volante de este Polestar “básico”.

¿Autonomía y tiempo de carga? En una prueba, realizada a 25°C en recorridos mixtos ciudad/campo/carretera, el ordenador de a bordo indicó un consumo medio de 17,7 kWh/100 km. Esto corresponde a una autonomía de unos 345 km (menos en invierno, por supuesto). En un trayecto urbano/suburbano, conducido a un ritmo constante, el consumo bajó a 15,8 kWh/100 km, lo que corresponde a una autonomía de unos 385 km.

Para una carga completa, prevea unas 30 horas en un enchufe doméstico estándar, 7 horas en un terminal de 11 kW y 35 minutos en los terminales rápidos (pero muy caros…) de corriente continua de la red Ionity (la batería acepta una potencia de carga máxima de 116 kW).

Precio y equipamiento

Por 45.900 euros, esta versión de entrada ofrece asientos delanteros calefactados, climatizador, conexiones Apple CarPlay y Android Auto, cuatro tomas USB-C, dos cables de carga (toma doméstica y terminal), cámara trasera y llantas de aluminio de 19 pulgadas. El pack “Performance” del Dual Motor no está disponible aquí, pero los clientes pueden optar por el pack “Plus”, de 4.500 euros (techo panorámico, sistema de audio Harman Karmon, volante y asientos traseros calefactados, asientos delanteros totalmente eléctricos y una nueva bomba de calor que permite ganar un 10% de autonomía cuando hace mucho frío).

También está el paquete Pilot de 3.500 euros (control de crucero activo con seguimiento automático de marcas en la carretera, cámara de 360 grados, detector de ángulo muerto). También hay algunas opciones aisladas: pintura metalizada (999,50 euros), llantas de 20 pulgadas (999,50 euros), gancho de remolque plegable (1.100 euros) y tapicería de cuero Nappa (4.500 euros).

Este Polestar de entrada tiene sentido. Cuesta 4.000 euros menos que el Tesla 3 básico, pero ofrece la misma autonomía oficial. Por el mismo precio que el Tesla, puedes comprar el motor Polestar Long range Single que tiene 100 kilómetros más de autonomía. Pero la berlina americana sigue teniendo mejores prestaciones (325 CV, 0 a 100 km/h en 5,6 segundos), así como una red de recarga rápida (Superchargers) muy amplia y económica.

También te puede interesar